Sabina Galeano y Otras Cosillas

2 de agosto de 2009

De Calzado Infanto-Juvenil

En aquellos años, finales de los sesenta, cuando inicié mi educación escolar, había situaciones y hechos muy trascendentales, que hoy día ya no precisan serlo mucho, la compra de útiles y otros aditamentos para el buen desarrollo intelectual y deportivo de alguien que quería llegar a ser algo en la vida, como yo.
Deseo referirme hoy, específicamente a la compra de calzado, primero el de diario, o sea zapatos negros de cuero con suela del mismo material; siendo un bicho citadino de la zona 1, hoy llamada pomposamente "Centro Histórico" (centro histérico diría yo), la cantidad de zapaterías a la disposición de los consumidores era muy abundante. Recuerdo que en la 11 calle se encontraba la American Shoes, la Franco Española, la Torrents y algunas otras, en la 7a avenida se podía acudir al Calzado Córdova, zapatería que en palabras de mi padre, vendía lo mejorcito de por esos lares, y en la 6a ni se diga, siendo el centro comercial por excelencia, pues había de todo, zapaterías tales como Adoc, Incatecu, Sandak, Magus, Cobán, etc. En la 5a avenida, una de las más famosas era La Equitativa, donde fabricaban el feísimo calzado ortopédico para quienes padecían de pie plano.
En ese mundo de opciones, tocaba que nuestros padres y madres nos llevaran al solemne acto de calzarnos por un año entero con un par de zapatos que fueran casi mágicos, porque no solo debían ser baratos sino aguantadores a morir, dado que los usábamos para ir a clases, jugar chamusca (fútbol), subir a los columpios, montar en bicicleta y después de todo esto, debíamos lograr que al día siguiente estuvieran brillantes y lustrados para no ganarnos un doloroso castigo disciplinario en nuestros centros de estudio.
Con respecto al calzado deportivo, se acostumbraba en el caso de los varoncitos, comprarnos en la desaparecida zapatería Incatecu unos tenis altos, mala imitación de los en esa época inaccesibles All Star, que bueno, despúes de estrenarse ya mostraban la plantilla casi destruída con el consabido dolor de talones después de recibir educación física, esos si eran casi desechables muchá, a los más privilegiados les compraban en la Adoc zapatos del mismo estilo, esos sí aguantaban el año completo.
Más adelante surgieron algunos nuesvos estilos para variarnos el gusto, los Bala de Incatecu, los Greks de Calzado Cobán, los Bracos de la Adoc, a los cuales ya tuve acceso, en la Sandak vendían unos de marca canadiense, North Star, de los cuales logré sacarle al viejo para un par, no olvido que costaron Q.20, después mi madrecita con una amiga que viajaba a los USA me conseguía zapatos de mejor calidad, para mi fortuna.
Cuéntenme como les iba en la aventura del calzado, alimentando siempre la cantidad de zapaterías no mencioné, siempre agradeciendo sus amables comentarios.

Etiquetas: ,

12 Comentarios:

  • Me invade una inmensa satisfacción de verte publicar de nuevo.

    Me divierto al leerte y recrear tiendas que ya no deben existir o de imaginar unos zapatos desechables.

    Mis padres lo han pasado mal para comprarme zapatos antes de emanciparme. Ahora lo paso yo, es que no encuentro de mi numero.

    Un abrazo.

    Por Blogger Goathemala, A la/s 10:53 a. m.  

  • Era toda una aventura la compra de calzado, muy distinta de la triste experiencia de heredar los maltrechos zapatos de hermanos mayores.

    Claro que era traumático que no nos compraran "zapatos beatles" sino los que satisfacían los criterios de economía y los gustos de la madre, que nos hacía caminar de ida y vuelta para detectar si el zapato apretaba en alguna parte, ¡Y qué nos iba a apretar! si le apachaban la punta con el pulgar para ver donde estaban los dedos de uno, dejando una o dos pulgadas de espacio para que el crecimiento del pie no causara problemas.

    Lo increíble con los tenis y las botas de hule no es que aguantara el zapato, sino que aguantara el pie. Eran unos verdaderos hornos en los que se nos cocinaban los pinceles, ambiente óptimo para los hongos y mazamorras que producían el "buqué" que irradiábamos durante la infancia, y que sólo se nos quitó en la adolescencia cuando, en busca de novia, aprendimos que existían el agua y el jabón.

    Qué tiempos aquellos, con los invencibles zapatos que, ya en su vejez y a punto de jubilarse, eran rejuvenecidos por el cambio de tapitas y medias suelas ejecutado por algún maistro en sus momentos de sobriedad.

    Por Blogger Gustavo A. Ponce, A la/s 12:07 p. m.  

  • Interesantes recuerdos mi amigo. Me saltan así sin pensarlo mucho un par que no fueron mencionadas y que por lo menos una se que todavía existe: Calzado Modelo y Botas Rango.

    Era toda una experiencia el viaje a comprar los zapatos del colegio, que en mi caso no eran solo dos pares, sino tres. Los de diario, los de física y los de gala, solo que estos últimos si se compraban para que duraran mas de un ciclo escolar por el poco uso que se les daba, por lo que al estrenarlos había que meterles un poco de papel en la punta para que no quedaran muy "flores". No logro recordar el nombre de la zapatería (a la par de páiz de la novena calle entre octava y novena avenida) donde nos obligaban, por indicación del centro de estudios, a comprar los malditamente incómodos zapatos blancos. A lo mejor vos te acordás, era famosa la zapatería esa.

    Saludos y felicidades por volver. El Ruletero se quedó abandonado en un callejón a la espera de que me vuelvan las ganas de ir a recuperarlo.

    Por Blogger Andy, A la/s 12:32 p. m.  

  • Yo llegue una vez bien mica al colegio luciendo unos mis Bracos...jajajaja.

    Lo mismo para mi pobre madre, especialmente cuando los patojos nos preocupabamos por las marcas, pero a mi me encantaban los de Tapachula.

    Un abrazote y que bueno que volvieras a publicar. Quisiera tus amables comentarios en mi nuevo post y me contes a cuantas sacabas a bailar.

    Por Blogger CHC, A la/s 4:21 p. m.  

  • Que bueno volver a leerlo don Pirata... yo pensando que mi hermana y yo eramos las unicas que nos compraban zapatos 1 vez al año, gracias por sacarme de "mi realidad"... pobrecita mi madre, y pobrecitas nosotras que recorriamos toda la ciudad en busca de tan magicos zapatos. Recuerdo que con mi primer "buen sueldo" me compre un par de botas, de un precio que mi madre hubiese pegado el grito en el cielo si se entera...

    Por Blogger NicteKono, A la/s 7:28 a. m.  

  • Ya era hora Pirata de que escribieras algo, pero bueno, si las vaciones fueron pagadas que hayan sido de buen provecho (bromas hermano).

    Mencionastes bastantes marcas que todos en más de una ocasión usamos.Creo que fué en la Incatecu que se hicieron famosos los Joshpopis, así mismo, en el idioma inglechapín.

    Lo que pasa que con las calles y avenidas que nos mandabamos en aquellas épocas los zapatos duuraban menos, y ni que decir, en una familia grande como la mía había que cuidarlos porque si no el agua se nos colaba en época lluviosa.

    Que estés bien hermano junto a tus seres queridos!

    Por Blogger Roberto Lone, A la/s 8:56 a. m.  

  • Buenas tardes que buenos recuerdos aquellos, finalmente es buena seña que estes escribiendo ya.

    Mi particular periplo para comprar zapatos era interesante, tomaba una Once y me bajaba con mi padre y hermanos justo en la 18 Calle enfrente de la Novelty, que tenia en la corniza un zapatón bien chilero, que para mi tristeza ya no existe más.

    Así que desde la 18 Calle y 11 Avenida recorriamos todas las zapaterias de la 18 calle hasta cruzar en la 6ta. Avenida terminando en el Portal del Comercio, sólo para darnos cuenta de que queriamos los zapatos de las primeras zapaterias de la 18 calle y va de vuelta.

    Así era y así fue, la situación era precaria pero no había sufrimiento todo era una buena aventura.

    Yo recuerdo que mis primeros zapatos de marca fueron unos BRACOS, pues no alcanzaba para otras marcas más sonadas, antes de salir del colegio me asuste cuando por primera vez vi un par de tenis de mas de Q100.00, recuerdo que mi primer sueldo en una droguería era de Q125.00, luego ya banquero ganando Q200.00 en un diferido me compre unos Nike de cuero.

    Saludos Pirata y Co.

    Por Blogger Pegazo, A la/s 4:37 p. m.  

  • Goathe: Mutuo el gusto mi estimado,has de tener unos "cushines" de doble largo, preguntale a Nahuyaca el significado.

    Gustavo: No mencioné cuando se le hacía hoyo en la suela de cuero a los zapatos y parábamos rompiendo los calcetines, mi viejo los llevaba a remontar al "Hospital de Calzado" de la 10a calle, a pocas cuadras de nuestra casa.

    Vos Andy, como fui cebollero, los zapatos blancos los comprábamos en "La Duquesa", en la 8a calle mero enfrente del antiguo Infantes, de la de la 9a calle no recuerdo.

    Chachi: Los Bracos eran la mera onda, por ahí llegaré a visitarte.

    Nicté: Gustazo saber de usted, claro, para los papás la escala de precios era otra.

    Roberto: Gracias por pasar, los Hush Puppies los vende la Adoc y son muy buenos, yo todavía los uso.


    Pegazo: Esas sexteadas son legendarias y muy alegres, hoy se han plastificado con la visita a los "moles", donde todo se paga.

    Por Blogger Pirata Cojo, A la/s 10:07 a. m.  

  • Hola Pirata:
    Chilero tu tema!.
    Leyendolo me acordé del Zapatón que menciona Pegazo, siempre pasaba viéndolo porque mi ruletero pasaba por la once avenida y de ahí se veía. Lastima que ya no está se parecía al zapato de la foto que pusiste.

    Nadie mencionó la zapateria Condal, se acuerdan?, estaba enfrente de la Tipografía. Les cuento mi papá trabajó por muchos años en la American Shoes, asi que si algunos compraron zapatos de ahí algunos fueron cortados por mi papá. Yo use mucho tiempo los ortopédicos, porque tenía los pies como el pato Donald, hacia adentro. Por eso hasta los 9 años me pude poner tenis y zapatos decentes.

    Y yo los primeros zapatos que compre con mi sueldo cuando tenía 13 años y trabaja en las vacaciones fueron unos Converse All Star, de color rojo. A mi papá casi le da el soponcio.

    Andy, yo creo que la zapatería que vos decís es la Palma o no?

    Muchis se acuerdan de los Sperry Top Sider, cuando andaban de moda? Y de unos zapatos que tenian una plaquita como el logo de Batman en la punta?..

    Que recuerdos pirata!

    Por Blogger la-filistea, A la/s 7:50 a. m.  

  • Buena Onda Filistea:
    Pero los American Shoes en mi pura epoca de patojo eran caros, pero muy buenos, yo me compré unos de esos hasta que trabajé.
    Es interesante pero los patojos de ahora a los All Star los llaman Chapulines....

    Saludos

    Por Blogger Pegazo, A la/s 7:09 a. m.  

  • Como se llamaban los zapatos que venian de contrabando de Mexico? Tenian toda la pinta de las marcas gringas o alemanas.
    Bueno leer tus escritos manix, ahora que parece que el blogeo se ha desinflado por otras redes mas de farandula!

    Por Blogger EL ENMASCARADO, A la/s 7:34 a. m.  

  • ALGUIEN TIENE EL VIDEO DONDE SALEN PROMOCIONANDO LOS ZAPATOS DE DOS COLORES QUE SACO A PROMOCION CALZADO INCATECU EN LOS 80¨S SE LLAMABAN TUTTI FRUTI, O SI ALGUIEN SABE DONDE PUEDO CONSEGUIR ESE VIDEO EN INTERNETT, PUEDEN HACERME LLEGAQR LA INFORMACION O EL VIDEO A MI Email: sergiosandoval58@hotmail.com

    Por Anonymous sergio sandoval, A la/s 11:26 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



<< Página Principal